Tuesday, May 10, 2016

Reseña de El tercer durmiente - Maggie Stiefvater.


Título: El tercer durmiente (The Raven Cycle #3)
Autor: Maggie Stiefvater.
Formato: ePub.
Páginas: 416.

Sinopsis.

Blue Sargent ha encontrado muchas cosas. Por primera vez en su vida, tiene amigos en los que puede confiar, un grupo del que siente que forma parte. Los chicos del cuervo la han aceptado sin reservas; los problemas de ellos se han convertido en los problemas de Blue, y al contrario. Pero hay algo malo en encontrar cosas: el daño que hace perderlas, y lo fácil que es que se desvanezcan. Así que Blue y los chicos siguen buscando.
Mientras la idea de Glendower se cierne sobre ellos, cada vez más posible y cercana, los chicos del cuervo se enfrentan a la existencia de tres durmientes. A uno deben despertarlo. A otro deben no despertarlo. El tercero no importa. Entre viejas amistades que se deforman hasta convertirse en otras cosas y nuevas amistades de final profetizado; entre madres desaparecidas, cuevas malditas, doncellas delirantes, héroes asesinos y villanos de opereta, Blue continúa su búsqueda. Lo que no sabe es qué busca, exactamente. Pero eso no importa: aunque ella se equivoque, hay algo que la espera al final. Algo inevitable. Algo que podría destrozarla... o hacerla feliz.

Opinión personal.

¿Aquella parte de que el libro anterior había logrado de que me desencantara un poco con la historia? Este libro lo compensó. La escritura sigue siendo fantabulosa y esta vez la historia tomó mejor si curso que en el anterior. Todo encaja progresivamente.

Algunos personajes pasaron por cosas nunca antes vividas para ellos; en el caso de Blue, le hizo darse cuenta de la gravedad de su maldición (¿presagio?). La historia también da muchas vueltas alrededor de cómo Gansey no se da cuenta de la manera en que gasta su dinero y de cómo logra que Blue se sienta apartada. 

Hay ciertos avances en la relación (¿amistosa?) de Ronan y Adam (hablando como la gran Fangirl que soy, me decepcionaría si fuera solo amistosa); es algo que avanza lento pero seguro y eso me gusta.

Hay personajes que prácticamente ni recordaba y que cambiaron todos los eventos al final del libro de una manera que no esperaba; Stiefvater planea lo que hace y lo hace de una manera tan sutil que llega a ser divertido como experiencia.

Es una grandiosa continuación y me gustaría terminar con:
""Quizás te soñé." Dijo él. "Entonces gracias por los dientes rectos" contestó Adam."

Mi puntuación:

Nat, xx.